Coleccionar, una actividad muy educativa

Cuando nuestros peques están creciendo, comienzan a tener ciertas manías divertidas para entretenerse. Al verlos nos causan ternura, pues los observamos con sus bolsitas llenas de chapas, cromos, canicas, flores, entre otras cositas que nuestros pequeños coleccionan.

Entre los 6 y 10 años comienza esta etapa. Además de coleccionar, esta también es la edad perfecta para que comiencen con sus clases de inglés. Aprender es muy útil para ellos, pues de grandes se les abrirán la puertas de un universo lleno de oportunidades. Una excelente opción para que los chicos aprendan de forma didáctica es la escuela de inglés kidsandus.

Cuandos los peques llegan a los 6 años, se convierten en recolectores, cualquier salida, ya sea al parque, cine, playa o cualquier actividad es la excusa perfecta para comenzar a recolectar, ya sean piedras, hojas, conchas, ramas. Si van a un restaurante no te asombres que quieran quedarse con una chapa, porta vasos, hasta con los mismos vasos, no es que tu hijo se cleptómano, es una conducta muy normal a esa edad. Los niños a esta edad si son amantes del fútbol, deben tenerte hasta la coronilla de pedirte cromos y coleccionables de ellos, además para la fecha ya deben saberse mínimo el nombre y el número de cada jugador de su selección favorita, y esta conducta es parte de ese proceso de recolección.

Este tipo de prácticas es algo que los padres deben fomentar, pues enseña al niño que hay un mundo repleto de cosas por descubrir fuera de sus videojuegos. Nada mejor que tomar a tu pequeño un fin de semana, unos cuantos baldes y palita e irse a la playa a conocer todo lo que el mar y la arena tienen para nosotros. Coleccionar también enseña a los niños varios valores que conoceremos más a fondo a continuación.

La constancia

Cuando tu niño se hace fan de algo y desea coleccionarlo, en la mayoría de los casos no descansa hasta tener una buena selección de los mismos, por ejemplo volviendo al caso de los niños, si éste colecciona algún albúm de cromos, no va a descansar hasta completarlo, no importa cuantas veces le salga el mismo, el insistirá hasta conseguirlo. Ya de grandes esto le enseña que siendo constante y no rindiéndose puede conseguir básicamente todo lo que se proponga.

El método

Las colecciones, no son juguetes, ni tienen el fin de entretener o divertir. Las colecciones significan para tus pequeños el esfuerzo por conseguir cosas que le gustan. Comenzar una colección les obliga sí o sí, a trabajar utilizando métodos, para que puedan cuidar lo que ya tienen y seguir haciendo crecer su colección.

Amistad

En la actualidad los jóvenes también coleccionan productos de origen japonés, llamados productos Kawaii, otakus, frikis o como se les quiera llamar. Uno de los productos que más coleccionan, son los cromos y artículos de colección de Dragon Ball y Pokémon. Este tipo de lazos lo integra a un grupo de amigos, fomentando así su interacción con la sociedad. Cuando los niños descubren grupos donde también admiran lo mismo que ellos, se hace más fácil romper el hielo, facilitando la comunicación.

Dejar un comentario