Un excelente regalo en cualquier ocasión para los frikis es un drone

Si pensamos en ocasiones como cumpleaños, aniversarios o navidad, tenemos que poner mucha atención para elegir el regalo perfecto, especialmente si a quien se lo daremos es un amante de los productos friki. Los drones se han convertido en una buena opción, ya que son aparatos ligeros y pequeños que tienen un precio competitivo en el mercado, además de tener una potencia que permite hacer muchas actividades. El drone JJRCH20 es uno de los modelos más recomendados gracias a todas sus características.

Los drones son una moda actual, tanto para los amantes de la tecnología como para quienes prefieren las actividades de competición donde puedan experimentar y mejorar habilidades manuales.

El año pasado para navidad, vimos como muchos fabricantes los presentaban como juguetes, donde se promocionaba como un avión a control remoto que puede tomar fotos o capturar videos desde perspectivas nunca antes vistas. Estos equipos están dirigidos principalmente a un público adulto, con conocimientos tecnológicos y un poder adquisitivo determinado, ya que para tener un drone excelente, se deben adquirir varias piezas y complementos que mejoren el funcionamiento del mismo.

Algunos expertos advierten sobre las restricciones que se deben mantener para su uso, desde normativas de sentido común para los usuarios en general, del mismo modo en que se alerten sobre los potenciales riesgos de un mal manejo de los mismos.

Tenemos muchos modelos disponibles, que se adaptan a diferentes necesidades, habilidades y presupuestos. Los encontramos en modelos sin cámara, con cámara y que se elevan a más altitud, manteniendo el equilibrio y otorgando las mejores fotos y videos posibles, además de tener numerosas cualidades que te permiten un resultado profesional.

Los hay para quienes recién se inician en este mundo, con mandos y funciones fáciles de seguir, así como para quienes prefieren un drone de competencia de diferentes tipos, todos con un rango de precio que se puede adaptar a tu presupuesto. En España hay una normativa, vigente desde julio del 2014 fijada por el Ministerio de Fomento a través de la Agencia Española de Seguridad Aérea o AESA, esta busca tomar en cuenta los diferentes tipos de drone, incluyendo los de juguete y con menos características para que su uso sea seguro en todo momento.

En líneas generales, dicha normativa cubre aspectos claves como lo es la prohibición de su uso en zonas urbanas y en espacios concurridos como playas, parques, conciertos, manifestaciones, procesiones e incluso bodas. Tampoco se permite el uso de los mismos durante la noche, ya que no se ven, aunque los modelos más actualizados incluyen luces para una fácil identificación sin importar la hora y además modelos con GPS que permiten un viaje en determinado rango, así como una altura que varía dependiendo del fabricante y el modelo.

Para usarlo sin problemas, debemos cuidar y mantener la elevación a 120 metros, utilizándolo especialmente en zonas permitidas, donde no pongamos en peligro la vida de las personas. Los daños causados por estos aparatos según la AESA son evidentemente responsabilidad de la persona que lo maneja.

Dejar un comentario